|Devocional Jóvenes| Solidaridad | 27 de diciembre|AD7Devocional|#SoyAd7|#LecturaAD7|Devoción Matutina|Volando Alto|Una Nueva Versión de Ti 2020

Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos. Juan 6:9.

El día que Jesús multiplicó los panes y los peces quedó grabado para siem­pre en la memoria del muchacho que le dio su almuerzo. Jesús necesitaba alimento, y él cooperó. El milagro de la multiplicación del almuerzo de este muchacho es el único milagro registrado en los cuatro evangelios. De su almuerzo comieron miles de personas y, sobre todo, comió Jesús.

Al igual que este adolescente, los jóvenes cristianos son abnegados, su corazón se conmueve ante la necesidad ajena, son solidarios. Participan en viajes misioneros y se apiadan de los indigentes porque los conmueve el sufrimiento ajeno. El acto del muchacho que le dio el almuerzo a Jesús, no ha dejado de repetirse. Donde hay un joven que comparte, pareciera estar el muchacho de los panes y los peces. Es una onda expansiva de renunciamiento.

El almuerzo de este joven alimentó a muchos desconocidos y necesita­ dos; tal es el espíritu evangélico. Los que invitan a comer a los que tienen de sobra no están practicando el evangelio, están practicando la convivencia. Pero el que comparte con el hambriento se parece a Cristo, y al muchacho de los panes y los peces.

Ese muchacho no perdió nada cuando compartió. Sobró mucho alimen­to, doce canastas llenas, y él regresó a casa con más de lo que llevó. Además de lo que Jesús dijo ese día, al colaborar con él aprendió valiosas enseñanzas. Aprendió que en las manos de Jesús ninguna ofrenda es pequeña, porque él puede multiplicarla: Cinco panecillos de cebada alimentaron a cinco mil hombres y muchas mujeres y niños. Aprendió que dar no significa perder; que Jesús no pide para sí; que compartir con otros significa compartir con Jesús; que la religión vertical (hacia Dios) tiene mucho de horizontal (hacia el prójimo).

Nosotros también podemos aprender lo mismo. Desde ahora, veamos lo que damos como un holocausto (todo quemado), que Dios lo ve como una siembra.

Colabora con Jesús, y sé feliz.

Busca en Facebook el texto de la matutina: https://www.facebook.com/AD7Devocional/

Busca en Instagram el post de la matutina y el versículo diario: https://www.instagram.com/AD7Devocional/

SUSCRIBETE a YouTube, Comparte y Ve nuestros Videos: https://www.youtube.com/channel/UCot9rOunat0CF2sg3DAf98Q?view_as=subscriber

Le damos las gracias a Dios por los videos publicados, todo sea para Su honra y gloria
Le damos las gracias a Conpaz Compuesto por prestarnos su música
El tema utilizado fue: Llamo a Tu Corazón (Playback)
Link: https://youtu.be/Nk6N6RSUn1s
Le damos las gracias a Matheus Rizzo que igual presto su música
Link: https://www.youtube.com/user/rizzomc

Devocional: Volando Alto - Autor: Alfredo Campechano

Devocional de Jóvenes 2020: Una Nueva Versión de Ti 2.0 - Autor: Alejandro Medina Villarreal

Y Gracias a Ti por vernos, un abrazo AD7… Hasta mañana en un próximo matinal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post mas leido esta semana